Recent Posts

Ole, ola... Unión Española

El champagne no demoró en llegar al camarín de Unión Española. En medio de los gritos, las emociones y las lágrimas, los campeones narraron las impresiones de una jornada histórica.
"Para mí no es revancha, pero sí recuerdo que al principio no me quisieron en Colo Colo... Cuando vine al club lo hice con la mentalidad de conseguir algo importante. El mayor mérito fue que salimos campeones con un plantel muy reducido y eliminando a la U y a la UC. Estoy feliz porque me ha costado mucho en este último tiempo: me lesioné y me gritaban cosas en el estadio... Pero me callé y hablé en la cancha", dijo Manuel Neira, el hombre de los goles importantes en los playoffs.
Había dedicatorias, también. Juan José Ribera, por ejemplo, pensó en "mi polola y en mi familia. El gol que hice fue el más importante de mi carrera. Tengo una felicidad enorme por este título. Después que ellos hicieron el primer gol no nos volvimos locos y nunca perdimos la cabeza, porque creíamos en nuestra manera de jugar".
José Luis Jerez, expulsado a poco del final, estaba algo apenado. "Lamentablemente me echaron y quedé con un poco de amargura, pero hay que celebrar. Esto es para todos mis compañeros". Enseguida le preguntaron si se iba del club y no tuvo una respuesta contundente: "No sé, en la semana se verá".
El DT Fernando Díaz, emocionado a más no poder, hablaba con lágrimas. "Empezamos mal el campeonato, pero es un grupo muy convencido de lo que hacíamos. Es un premio al trabajo que hice antes en Universidad de Concepción y en Cobreloa. Estuve mucho tiempo lejos de mi familia y ahora puedo disfrutar".
Desde afuera llegaron los elogios. "Este triunfo es de los jugadores y el cuerpo técnico. Nosotros, los dirigentes, estamos para administrar y nada más. Estoy muy contento. Vamos a formar un buen plantel para representar bien al fútbol chileno en la Copa Libertadores", dijo el presidente Salvador Calera.
Y el doctor Eugenio Valdecantos, presente en todos los títulos rojos desde 1973 a la fecha, marcó una diferencia. "Los planteles del 70 se formaron con la obligación de ser campeones, en cambio éste no. Por eso hay un sabor especial".

El Mercurio,
10 de julio de 2005